Consuta Terapia Regresiva

María José Álvarez practica la Terapia Regresiva en consulta privada como la herramienta principal en combinación con otras herramientas de la psicología transpersonal como el análisis de sueños, el trabajo con arquetipos, psicodrama, meditación, psicomagia, etc.
Su objetivo es poner en contacto a la persona con su propia maestría para crear conscientemente su vida desde el manejo de sus propios símbolos.

 

Protocolo de la consulta:

  1. Realización del historial y valoración del caso.
  2. Exposición del método.
  3. Primeros sueños.
  4. Trabajo con los padres: Entender nuestro karma y nuestro dharma.
  5. Traer a la conciencia nuestro niño interior. Pautas para sanar sus heridas.
  6. Conexión con los maestros.
  7. Regresión a esta vida desde el momento actual al vientre materno, buscando en ella el mapa arquetipal de la psique (los patrones que se reiteran a lo largo de nuestra vida y que nos causan dolor o incluso enfermedad).
  8. Regresiones a vidas pasadas y meditación curativa para trabajar con nuestros bloqueos y arquetipos.
  9. En combinación con las regresiones, también se trabajan los miedos, las relaciones de pareja, los padres, etc, con diferentes herramientas.

Estos son los pasos que generalmente sigue María José Álvarez, pero combinados con el análisis de sueños, psicodrama, psicomagia, PNL y otras herramientas. Pero todo está en función de cada caso.

La periodicidad de las sesiones normalmente es de 1 consulta por semana, que se va espaciando a medida que la persona empieza a manejar las herramientas que se van transmitiendo durante las sesiones y los síntomas empiezan a mejorar.

Para personas fuera de Madrid, María José Alvarez recomienda la posibilidad de dos consultas seguidas cada quince días en los dos o tres primeros meses, pasando a dos consultas seguidas una vez al mes. Para estas personas, es recomendable optar por el curso El Viaje del Héroe: Mapas para hacer consciente el inconsciente, que es el mismo método con el que trabaja en consulta pero plasmado en 7 módulos repartidos en un fin de semana mensual de octubre a junio y orientado al crecimiento personal.

Aunque cada caso es único, la experiencia profesional de María José Alvarez suscribe que el proceso curativo se produce en aproximadamente 4 a 6 meses de trabajo.